Como una fotografía

reloj_2

Como una fotografía vieja

en la que aparece un forzudo

con bigote y traje de tirantes

a rayas.

Así, como en una fotografía vieja

nos tiene cogidos sobre sus hombros

( a mis 3 hermanos y a mí )

como si fuéramos una pesa

de aquellas de 2 toneladas.

Sonriente. Sin esfuerzo

muestra su fuerza y su familia

en una playa de Peñíscola

con el castillo al fondo.

Lo tengo en una fotografía. Sí.

Es el mismo

que ahora se acerca por la calle

encogido y frágil, como de lado,

apoyado sobre su bastón

lentamente.

Sí. Es el mismo.

Lo tengo en una fotografía.

Era una mañana soleada.

 

 

Anuncios

Las hienas

estación fantasma

Las hienas son feas.

Las hienas tienen una risa voraz que pone nervioso a todo el mundo.

Las hienas tienen un color raro.

Las hienas, con sus mandíbulas, pueden partir huesos enormes.

Su cara

es como si solo tuviera boca -Solo devorar-.

Las hienas tienen chepa. Las patas

de atrás

más cortas que las de delante y corren como cojeando;

pero lo pueden hacer durante cientos de kilómetros

hasta

que su presa

agotada

se tiende en la tierra a dejarse morir.

Pero no la ahogan

como hacen los leones, los leopardos, los tigres. No.

Se la comen viva

en un festín sangriento entre risas y dentelladas

empezando -siempre-

por las partes más dolorosas:

                                  los ojos,

                                  los genitales,

                                  la nariz…

 

Las hienas

son feas.

 

Crueles.

 

Podemos decir, que son feas por dentro y por fuera.

Pero sin embargo

con traje

mira telescópica y rifle

solo hay uno que mata

por placer.

 

 

 

Creo que fue Mafalda

niños

Creo que fue Mafalda quien dijo: “ No crezcas. Es una trampa”. Si no me tomaran por un loco y sirviera para algo, se lo diría así a las claras a esos niños que ahora juegan a tirarse por el espigón del puerto una y otra vez. Les diría, por ejemplo, guarda tu alma en el frigorífico y congela este momento para siempre. Una y otra vez, es un juego parecido a “ a ver quién llega más lejos” : corren, gritan, saltan, vuelan y se zambullen en el agua sin más preocupaciones que jugar… Les diría ( creo que fue Baudelaire, aunque también podría haber sido Mafalda quien dijo: “la belleza es lo eterno que hay en lo efímero” ) lo afortunados que son siendo niños jugando con la belleza; siendo parte de ella… Solo espero, que años más tarde, no sean conscientes de esta pérdida porque sino -irremediablemente- se pasarán la vida buscándola como cualquier poeta.

 

Imagino que te has ido

Imagino que te has ido. Y que me he despedido de ti en el aeropuerto. Y  he visto como tu avión se iba lejos hasta convertirse en un punto, un pájaro, una estrella, no sé. Tu hermana me cogía de la mano ( allí también estaba tu familia) y decía “será feliz”. Y así, juntas, imaginamos durante años como ibas dando la vuelta al mundo. Y nos sorprendías en cualquier momento tocándonos en la espalda ( porque en el mundo círculo infinito todo empieza círculo infinito en el mismo sitio) diciendo “ya estoy aquí, ya estás aquí”.

Apareció

         Apareció de entre la gente en un contraluz imperfecto. Estaba atardeciendo. El compás de sus pasos se mezclaba con el nessun dorma que salía desde alguna ventana abierta –con cortinas rojas–. Pasó al lado de él con la indiferencia de quien se sabe observada, dejando un aire tibio a su paso. Leve como aleteo. Ella, olía a primavera. Él respiró hondo. “Ciao” dijo  con tono de adiós.”Ciao” contestó ella sin girar la cabeza.