Podría decir

tarta chocolate

Podría decir: “Las sombras

se angostan en el mar de luna.

Ausencias vacían mi corazón helado.

Esquinas, rumores, alas

de mariposa se esconden

en el trasluz profundo…” Pero NO.

El problema de los poetas

es ese:  

            Que se ponen poéticos

pastosos, insoportables…

con el ego tan grande al que solo

cabe poner un gran lazo rojo.

Yo poético, le llaman    –dos “perlas nacaradas” caen por mis mejillas de la risa –

007, 008, 00 N con licencia poética

para matar de aburrimiento al público.

Público que

normalmente es su padre, madre, hijo, hijas

novio, novia, amigo, amigas… Este sufrimiento

es compartido por ellos

como una enfermedad. Lo sé.

(  Y lo siento. Gracias por aguantarme. Yo me incluyo )

Creo que fue el poeta Manuel Scroza

quien dijo que no hay malos poemas porque

tal vez, en algún lugar, alguien

encuentre el sentido

que tú no supiste decir.

Por eso, pido perdón a los poetísimos

si en algún momento se sintieron ofendidos

con este amontonamiento de letras

en vertical.

Pero si hay que elegir,  prefiero

los limones de Montale o la violeta silvestre de Basho.

Prefiero –repito- la sencillez en las palabras

como si te leyeran al oído y tú

en algún lugar, encuentres en ellas

el sentido que no supe decir:

            Las montañas y las tartas de chocolate

            me saben a ti.

 

 

 

Anuncios

Entre hojarasca

palagrafia poblado

Entre hojarasca luz la

pace

y caballito esperando

el al descalzo

niño.

Grotesco, un sonríe enano

deforme.

Y de pelea pelícano el

hace gallo.

– Aquí está la línea blanca

de lavadoras-  dice Jere

y ríese y ríese

por radial una cortada.

Sucia, nómada, caótica

mi alma gitana

como poblado.